Alimentos con mucha fibra

alimentos con fibra

Por supuesto que todos hemos escuchado la palabra fibra y la primera imagen que a todos nos viene a la cabeza es la de un vientre plano ¿no es así? Pues, ciertamente los alimentos con mucha fibra optimizan los procesos digestivos, hay muchos otros factores que son fundamentales.

De hecho, existe una gran variedad de alimentos que aportan fibra que ignorabas. Aunque, la fibra no sea un nutriente, potencia el paso de los mismos a través del organismo, evitando su acumulación.

Por eso, en este artículo te traemos información valiosa acerca de los alimentos con mucha fibra. Estos, benefician cualquier dieta del ser humano, aunque no tengan un sabor aditivo. Pero, pensar en sus propiedades no te hará pensarlo dos veces para añadirla a tus comidas.

Bien, ¿qué es la fibra?

alimentos con mucha fibra

La fibra está conformada por una parte de los vegetales que no pueden ser digeridos ni consumidos solo por sistema digestivo. Se encuentra constituida por sacáridos complejos (oligosacáridos y polisacáridos) y lignina, presentes para obtener energía y reparar tejidos.

Los alimentos con mucha fibra juegan un papel fundamental en la eliminación de desechos, en la correcta regeneración celular y un eficiente metabolismo. Un dato importante es que la fibra solo puede encontrarse en alimentos de origen vegetal que no hayan sido tan procesados.

Hablemos de los tipos de fibra

Puede catalogarse en dos grupos, la fibra insoluble y la soluble. El primer grupo está formado por compuestos que resisten la acción de las enzimas y no retienen agua. No obstante, estimulan los procesos musculares conocidos como peristalsis.

El segundo grupo, las fibras solubles, tiene componentes que toman muchos líquidos y crean consistencias gelatinosas. De forma que permite la fermentación de muchos lípidos y evita la acumulación de colesterol.

Funciones que cumple en el cuerpo

Hemos aprendido que la fibra funciona como una especie de “limpia cañerías” de la naturaleza para nuestros cuerpos. Pues, son altamente resistentes a los agentes enzimáticos. Lo que implica que pueden recoger todas las sustancias y microorganismos que afectan negativamente nuestra obtención de energía.

Los alimentos con mucha fibra cumplen la función de hacernos sentir saciados, pues estimulan constantemente los músculos que movilizan los alimentos. Además, como son difíciles de digerir en las primeras etapas de la digestión, te harán sentir satisfecho, evitando la ansiedad.

Los beneficios de la fibra

·        Combate el avance de la obesidad

Por algo los alimentos con mucha fibra son conocidos como “los dulces aptos para gorditos”. Su consumo estabiliza los niveles de grasas y azúcar en la sangre y los tejidos y evita su acumulación.

·        Te hace menos propenso a enfermedades

Muchas enfermedades y padecimientos del ser humano se originan por no tener un aparato digestivo en condiciones óptimas. Por lo que, consumir fibra evitará que seas un paciente de hipertensión, artritis, diabetes, obesidad, cardiopatía e incluso, cáncer.

·        Mejora las evacuaciones

Gracias a las fibras solubles e insolubles, el proceso excretor para la materia fecal se vuelve constante. Además, mejora su constitución, evita la irritación, estreñimiento, diarreas o hemorroides. Igualmente, los desechos líquidos del organismo mejoran su calidad para sacar toxinas del cuerpo, evitando las enfermedades renales.

Alimentos con mucha fibra

Cereales y frutos secos

La avena, trigo, palomitas de maíz, cereales integrales, arroz integral, nueces, cebada y maíz crudo forman parte de este grupo. Igualmente, los panes y pastas integrales, centeno, uvas pasas y sésamo.

Frutas, vegetales, hortalizas y legumbres

La manzana, plátano, uvas, higos, melocotón, calabacín, pepino, apio, zanahoria, remolacha, cebollas y brócoli son algunos alimentos con mucha fibra. También, el coco, el níspero, calabaza, lechuga, aguacate, berro, arvejas y lentejas tienen esta característica.

Precauciones

El consumo de fibra debe ser gradual, para ir aumentando o disminuyendo según el cuerpo lo demande. Pues, altos niveles de fibra en el organismo pueden generar dolores abdominales, flatulencias y presencia de nutrientes activos en la orina y heces.

Ante todo, la fibra es un componente vital para mantener limpio nuestro intestino y cuerpo. Recuerda que mantenerte en buena forma no solo es bueno por fuera, sino también por dentro.

Deja un comentario